Secar flores naturales: Siete consejos para cortarlas

Esta semana nos dedicaremos a la realización de naturalezas muertas, por ende, el primer paso es aprender a recoger las flores y las espigas para después secarlas. Y es que el proceso de secar flores naturales comienza precisamente con una buena recogida.

Existen algunos detalles que pueden parecer intrascendentes pero que determinarán la calidad del secado, estos son:

1. Recoger las flores al mediodía una vez que hayan recibido suficiente sol. Si recoges las flores llenas de rocío o después de una nevada, correrás el riesgo de que se pudran ya que contienen demasiada agua.

2. No regar las flores al menos los dos días antes de que las vayas a recoger.

3. No cortarlas de raíz ya que así matarás la planta. En su lugar, practica un corte diagonal en el tallo con la ayuda de las tijeras.

4. Corta el tallo lo más largo posible ya que así no tendrás que desechar ninguna flor debido a que el tallo es demasiado corto.

5. Corta las flores cuando el capullo apenas se haya abierto ya que de lo contrario correrás el riesgo de que se marchite prematuramente. Debes tener en cuenta que en el proceso de secado la flor terminará de abrirse.

6. En el caso de las flores que crecen en espigas, deberás recogerlas cuando los capullos de la parte inferior ya estén abiertos pero los de encima aún están cerrados.

7. Una vez que tengas las flores que necesitas, transpórtalas en una cesta de forma que no se dañen las unas con las otras. Ponerlas dentro de una jaba puede dañarlas y después cuando se sequen verás los desperfectos.

Leave a Comment

one + 2 =