Hacer un bonito brazalete con un cepillo de dientes

La diferencia entre las personas creativas y aquellas que lo son un poco menos radica en que las primeras ven los objetos cotidianos no desde la perspectiva de su función social sino desde lo que podrían ser. Por eso, muchos objetos del día a día pueden desdoblarse y ganar nuevas funcionalidades.

Todo lo que necesitarás es un cepillo de dientes que ya no uses, unas pinzas o alicates, unos guantes, una cacerola y una taza.

El primer paso será eliminar todas las cerdas del cepillo de dientes. Para lograrlo deberás ayudarte de las pinzas o alicates. Mientras tanto, puedes poner a hervir el agua.

Cuando el agua esté hirviendo, introduce el cepillo y déjalo aproximadamente por cinco minutos. Retira el cepillo con las pinzas y dóblalo hasta que alcance la forma que deseas. Si no es suficientemente flexible, quizás necesitarás dejarlo otro poco en el agua hirviendo.

Luego toma el cepillo e introdúcelo en el fondo de la taza para que mantenga la forma mientras se enfría. El proceso será mucho más rápido si añades agua fría.

Un detalle: mientras más tecnológico y refinado sea el cepillo de dientes, más difícil será doblarlo. Por ende, mientras más sencillo sea el cepillo de dientes, más fácil será el proceso.

4 thoughts on “Hacer un bonito brazalete con un cepillo de dientes”

Leave a Comment

10 + twenty =