Hacer un belén casero con un toque rústico

Debo reconocer que siempre he tenido una debilidad especial por el Belén de Navidad. Cuando era pequeña me encantaban los que eran prólijos en detalles porque me trasladaba a otra época. Ahora mis gustos han cambiado y prefiero los modelos mucho más sencillos. Por eso ahora les enseño cómo hacer un belén casero muy sencillo, con un toque rústico pero ideal para pasar el tiempo con los niños.

Elaboración: Fácil

Tiempo: 20 minutos

Materiales:

– Pegamento caliente

– 6 ó 7 palitos de helado (mejor tener alguno de repuesto)

– Pintura acrílica

– Rafia y tela

– Tijeras

Procedimiento:

Paso 1: Toma 5 palitos de helado y píntalos de color marrón. Con ellos formarás la casita. Deja que la pintura se seque por completo.

Paso 2: Corta 1/3 de la parte superior de dos de los palitos. Así formarás las paredes que, como vez, son más pequeñas que el techo.

Paso 3: Toma uno de los palitos de helado que están sin pintar y córtalo a la mitad. Pinta uno de ellos para que represente a María y el otro a José.

Paso 4: Si lo prefieres, puedes usar retazos de tela y vestirlos. Eso sí, recuerda que lo importante es la sencillez, si haces algo demasiado rebuscado perderá su encanto.

Paso 5: Toma otro palito y divídelo en tres. Píntalo de blanco.Así crearás el ángel que colocarás en la parte superior.

Paso 6: Toma uno de los tercios pintado de blanco y crea el Niño Jesús.

Paso 7: Ahora no te resta sino pegar todo el conjunto, no será necesario que lo hagas sobre una superficie como un cartón ya que todo se sostendrá por sí solo.

 

Fotos e idea: What to Expect

Leave a Comment

10 − three =