Pulsera entrelazada: Un toque de glamour

Debo reconocer que tengo una extraña aficción por las joyas entrelazadas. Por eso apenas vi esta pulsera puse manos a la obra para crear una igual. Y, por supuesto, una vez que aprendas la técnica, no solo podrás crear una pulsera entrelazada sino también un collar.

Elaboración: Difícil

Tiempo: 3 horas

Materiales:

– Un tubo resistente para tejer a su alrededor
– Madera con agujeros de diferentes tamaños
– Alicates
– Alambre de cobre o plata recubierta de cobre
– Anillos abiertos
– Cierres de joyería

Procedimiento:

Paso 1: Tomar un trozo de alambre de aproximadamente 300 mm de largo y darle la forma de un trébol de cuatro hojas. Envuelve los extremos y dobla las hojas alrededor del tubo que usarás para tejer. Estos bucles de partida deben ser lo suficientemente fuertes como para alinear el primer par de filas. Además, deberás tener en cuenta que se utilizan para tirar de la trama final.

Paso 2: Dobla los cables que usarás para tejer alrededor de las primeras dos anillas. Luego, repite el procedimiento con las otras dos. En este punto ya tendrás creado lo que podríamos denominar la primera capa o eslabón de la cadena. Ahora no te queda sino repetir los pasos uniendo cada uno de los bucles hasta que se termine el alambre. No te preocupes demasiado por darle la tensión adecuada ya que de ello nos encargaremos después.

Paso 3: En este punto no te queda sino introducir la cadena que has formado en el agujero hecho en la madera. En este punto, deberás tirar de la parte más gruesa del alambre que te servirá como sostén. Verás que la cadena se hace más estrecha. Podrás pasarlo tantas veces como sea necesario, restringiendo siempre el diámetro del agujero.

Paso 4: Ahora no te resta sino colocar el cierre. Retira el alambre más grueso e incorpora el cierre que desees. Ten el cuidado de sostener los cuatro bucles a través del cierre para que la cadena no se deshaga.

Fotos y idea de Instructables