Pintar piedras con los más pequeños de casa

En temporada invernal no siempre es fácil mantener entretenidos a los pequeñines. Como no siempre pueden estar delante del televisor y jugando con los videojuegos, lo más oportuno es que en ocasiones compartan actividades con los padres, ¿y qué mejor que dedicarse a las manualidades?

En esta ocasión les traigo algunas ideas para pintar piedras. En realidad, se trata de una manualidad muy sencilla pero es perfecta para pasar tiempo de calidad juntos y para desarrollar la creatividad. Lo mejor de todo es que es una tarea apta para los niños de cualquier edad.

Lo que necesitarás son piedras (cualquier color estará bien mientras tengan una superficie plana sobre la cual pintar), pintura acrílica o, en su defecto, marcadores permanentes.

En este punto no queda sino poner manos a la obra. Pueden crear rostros de niños, caras de aves y animales… en fin, lo que prefieran.

E incluso pueden hacer simpáticos monstruitos usando ojitos movibles.

Para que te salga mejor el dibujo, te aconsejo que primero lo delinees con un lápiz.

Después podrás adornar con estas piedras algún rinconcito de la casa.