Ideas para reciclar una cómoda

¿Tienes una cómoda antigua que ya no te gusta y estás a punto de tirarla para comprarte otra? Pues quizás no tengas que hacerlo, con algunos materiales que están a la mano, puedes reciclar una cómoda y darle una nueva vida al dormitorio. Solo se necesita un poco de paciencia.

Una excelente idea es simplemente pintar la cómoda. Puedes usar colores diferentes y contrastantes o apostar por la alternativa que se ve en la imagen, donde se hace un degradado a base del mismo tono. Para lograrlo, ni siquiera tienes que comprar diferentes pinturas sino ir añadiendo siempre un poco de blanco.

Otra opción es cambiarle los pomos. A veces son estos los que revelan la edad de un mueble, por ende, cambiarlos sería más que suficiente para darle un toque más moderno a la cómoda. En las tiendas venden pomos de todo tipo. También podrías optar por pomos de madera y pintarlos o recubrirlo con crochet, como se ve en la imagen.

También puedes echar mano al decoupage. Es una técnica muy sencilla que le cambia el look a cualquier mueble. Solo necesitas ser paciente y tener un poco de práctica.

Si no tienes mucha paciencia, siempre puedes echar mano a los vinilos. El resultado también es muy original.

Finalmente, también puedes darle un acabado envejecido. Es la técnica del craquelado y resulta mucho más sencilla de lo que supones.