Cuadro con girasoles de Goma EVA

Rate this post

Cuadro con girasoles de Goma EVA


*Materiales:

-1 lámina de goma EVA negra de 4 mm de espesor

-Pasta de relieve

-Manga de repostería

-Brocha pequeña

-Pinturas acrílicas de los siguientes colores: azul ultramarino, amarillo claro, amarillo oscuro, amarillo medio, amarillo ocre, siena, azul verdoso, verde medio, verde oscuro, blanco, naranja, negro y café oscuro.

-Papel mantequilla

-Bolígrafo sin tinta

-Lápiz de color blanco

*Procedimiento paso a paso:


1-Con el método de brocha seca, aplica una mezcla de acrílico azul ultramarino con azul verdoso sobre la lámina de goma negra. Para esto, humedece el pincel redondo, descárgalo sobre una hoja de papel o un trapito y luego aplíquelo a la superficie que va a decorar con este método.

2-Calca en papel mantequilla el diseño que viene en la hoja de patrones; colócalo sobre la lámina de goma negra y transfiere los trazos con un bolígrafo sin tinta, un palito para pincho o un repujador de punta roma. Cerciórate de que ha pasado todos los trazos.

3-Repasa los trazos del diseño con un lápiz blanco, o de algún otro color que se destaque bien sobre el negro.

4-Carga la manga de repostería, es decir, rellénala con la pasta de relieve y bordea los trazos de los pétalos de los girasoles.

5-Con la manga de repostería, bordea cuidadosamente el centro de los girasoles y deja secar como mínimo durante 6 horas.

6-Con la brocha pequeña, esparce pasta de relieve en el centro de los girasoles. Deja secar por 6 horas.

7-Pinte la base de los girasoles con la mezcla de tres tonalidades de amarillo: claro, medio y oscuro.

8-Delinea los pétalos con naranja y luego sombréalos así: sobre la base de amarillo claro, aplica amarillo medio y da luz con blanco; si la base es de amarillo medio, sombrea con amarillo oscuro y da luz con amarillo claro, y si la base es amarillo oscuro, sombrea con siena y da luz con amarillo medio.

9-En los centros de los girasoles, aplica base de amarillo claro, con puntos de siena, café oscuro y negro. Luego, da luz con blanco.

10-Pinta los tallos y las hojas aplicando una base de pintura verde medio; luego, sombrea con verde oscuro. Guíate por el diseño que se aprecia en la imagen, para dar las tonalidades y matices propios de las flores naturales.

11-A manera de pinceladas discretas, aplica amarillo oscuro para dar volumen a las hojas; difumínalo para no cubrir por completo el tono verde.

12-Enmarca el cuadro en madera de color natural o pintado con tintillas de tonos café.

fuente: Revista Foamy