Crear un árbol de pompones

Continuando con las manualidades para niños, en esta ocasión les propongo crear un árbol de pompones. Toda una empresa en la cual tus pequeños de seguro se divertirán muchísimo pero que también servirá para decorar la casa.

Los materiales que necesitarás para crear este árbol son:

– Una rama pequeña de árbol

– Pegamento caliente o una pistola de pegar

– Pompones pequeños, aproximadamente unos 40, en dependencia del tamaño y de lo tupido que desees crear el árbol

– Un tenedor

– Pintura acrílica de color verde

– Arcilla de secado al aire

El primer paso es recortar la rama del árbol, unos diez centímetros de largo serán suficientes pero cuida que tenga al menos tres ramas laterales para sostener los pompones. A veces no es sencillo encontrar la rama adecuada pero de esta dependerá en gran parte el éxito de la manualidad.

El segundo paso será ir pegando uno a uno los pompones, para lo cual te será de gran ayuda la pistola para pegar. Así iras formando la copa del árbol. En este punto podrías usar pompones de tamaño mayor para el centro pero corres el riesgo de que la copa del árbol no quede perfecta por lo que sería recomendable formarla solo con pompones pequeños. Además, en muchas ocasiones no utilizamos el pegamento adecuado y nos apresuramos sin dejarlo secar adecuadamente. En estos casos probablemente la copa del árbol no será tan bella como esperábamos. Otro detalle que debes considerar es que mientras más pequeño y compacto sea el pompóm, mucho mejor.

Una vez que tu árbol tenga la forma deseada, podrás añadir pompones rojos que imiten manzanas o quizás de color naranja (aunque estos últimos son menos llamativos con un fondo verde).

Para terminar, solo deberás crear la base del árbol. Toma la arcilla y forma con ella la base alrededor del tronco usando el tenedor para darle cierta rugosidad y que parezca tierra real.

Una vez que la arcilla se seque, podrás pintarla de verde.