Árbol de Navidad con ramitas


Rate this post

Me encanta reciclar y utilizar elementos naturales para hacer manualidades, por eso, las hojas secas y las ramas siempre forman parte de mi arsenal. En esta ocasión me gustaría compartir con vosotros unos preciosos arbolitos de Navidad hechos con ramitas. Su encanto radica, precisamente, en ese toque rústico. Además, es una manualidad en la que podrán ayudarte los niños. ¡Manos a la obra!

adornos

Tiempo: 1 hora

Dificultad: Sencilla

Materiales:

– Ramitas secas

– Serrucho pequeño

– Taladro con broca pequeña

– Hilo resistente

– Aguja grande

– Papel de lija

– Pintura acrílica y pincel

Procedimiento:

Paso 1: Corta las ramitas de diferentes tamaños. Necesitarás 6 palitos, aunque también puedes hacer el adorno más pequeño o más grande.

Paso 2: Corta pequeños troncos, que utilizarás para separar una rama de otra. Necesitarás cortar 6.

Paso 3: Ahora debes recurrir al taladro para hacer los agujeros. En los palitos largos deberás hacerlo en el mismo centro, en los pequeños troncos deberás hacer dos agujeros, aunque siempre en el centro, por uno pasarás el hijo, el otro tiene una función meramente estética.

Paso 4: Utiliza el papel de lija para limar los bordes.

Paso 1

Paso 5: Ahora enhebra la aguja y ve dándole forma al árbol, pasándola por los agujeros centrales que habías hecho. Empieza por la parte inferior del árbol y no olvides dejar un poco de hilo para poder hacer el nudo.

Paso 6: Una vez que hayas llegado hasta la cima del árbol, haz un lazo y vuelve a pasar la aguja por las tres piezas superiores.

Paso 7: Extrae la aguja y haz un nudo, siempre a la altura de la tercera pieza superior. Recorta el hilo en exceso.

Paso 2

Paso 8: Tira del hilo por la parte inferior pero aguantando el lazo en la parte superior, que será por donde colgarás el adorno. Al tirar, el nudo que habías hecho en la tercera pieza desaparece. ahora no te queda sino hacer el nudo en la parte inferior y recortar el exceso de hilo.

Paso 3

Paso 9: Esta es la parte más divertida ya que toca pintar las ramas. Puedes hacer rayas verticales y, una vez que estén secas, pintar lunares blancos, como si fuera la nieve.

 

Fotos e idea: Michele Made Me