Alternativas para no pintar las paredes y renovar la habitación

Rate this post

La decoración de un espacio no depende tanto de la cantidad de dinero que tengamos a nuestra disposición como de la creatividad que pongamos en la tarea. En ocasiones basta con pintar una pared para cambiar todo el aspecto de una habitación. Sin embargo, si tu objetivo es no pintar las paredes, ahora te propongo tres alternativas ingeniosas y muy baratas.

1. Usar papel tapiz. Ya, probablemente leas esto y se te pongan los pelos de punta ya que recuerdas los papeles del pasado. Sin embargo, si das una vuelta por las tiendas de bricolaje te percatarás que este mundo ha cambiado muchísimo. Los nuevos papeles son preciosos, tienen miles de diseños entre los cuales elegir y son muy fáciles de poner y de quitar.

Algunos, como el de la imagen, incluso tienen texturas increíbles y otros imitan los ladrillos, una tendencia que va muy de moda y que podrás tener por mucho menos ya que los paneles que imitan el ladrillo te pueden salir bien caros.

2. Usar los tejidos. El empapelado con telas es muy fácil de hacer y le puede cambiar el aspecto completamente a una habitación. Eso sí, deberás cerciorarte de que no haya transferencia de color a la tela y evitar las arrugas. Por eso, normalmente se le aplica a la tela una capa de almidón, que les da una consistencia más parecida a la del papel. Lo mejor de todo es que cuando te aburras, te bastará aplicar una esponja mojada y la tela se desprenderá.

3. Usar pegatinas. Una vez más, olvídate de las cosas aburridas del pasado. El objetivo en este caso es innovar e incluir las pegatinas como parte del ambiente. Aquí encontrarás algunas ideas muy originales.